26 de Noviembre de 2019. El Consorcio Europeo ECO-GATE, co-financiado por la Unión Europea y liderado por NEDGIA, la distribuidora de gas del grupo Naturgy, ha iniciado la inyección y distribución en pruebas del gas renovable generado en la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Butarque, a la red de distribución de NEDGIA. El proyecto de gas renovable de Butarque cuenta con la colaboración de Enagás, Canal de Isabel II, Naturgy y la Comunidad de Madrid.

Se trata de un hito en la distribución de gas natural en España, ya que será la primera vez que se inyecte gas renovable en la red de distribución que servirá para desarrollar el sistema de certificados de origen para gas renovable en el país para avanzar en el cumplimiento de los objetivos medioambientales de descarbonización propuestos por Europa en el 2030.

En la EDAR de Butarque, que está gestionada por el Canal de Isabel II, NEDGIA ha instalado un módulo de producción de biometano (gas renovable) que purifica el biogás procedente de la valorización de los residuos de la estación depuradora de aguas residuales (proceso de upgrading) y otro para inyectar el biometano producido en su red de distribución de gas natural. Además, alimentado por la red de distribución de NEDGIA en ese punto el proyecto también incluye un surtidor de repostaje de gas natural comprimido (GNC) para vehículos, gestionado por Naturgy. Por su parte, Enagás analizará la calidad de gas de esta experiencia de uso del biometano para movilidad.

Para el director del Consorcio Europeo ECO-GATE, David Fernández, “el biometano es el vector energético que más contribuye a la economía circular y puede solucionar el problema del almacenamiento de la producción intermitente de otras energías renovables”, pero añade que “es necesario contar con el apoyo de la Administración para desarrollar el mercado del biometano con mecanismos de soporte económico/financieros y el impulso de los certificados de origen para gas renovable que ya existen en otros países”.