10 de Julio de 2020. El presidente egipcio, Abdel Fattah al-Sisi, anunció que Egipto no emitirá licencias para ningún automóvil nuevo a menos que funcione con gas natural.

La decisión, que Sisi informó durante la apertura de una serie de proyectos nacionales, tiene como objetivo preservar el medio ambiente, los recursos naturales del estado y la vida de los ciudadanos.

Sisi dijo: “Quien tenga un automóvil de 25 años, le cuesta mucho dinero, ya sea en reparaciones o en combustible”. Explicó que el estado ayudará a los propietarios de automóviles que funcionan con gas natural otorgándoles un préstamo para ayudar a comprar un automóvil al menor costo posible. La decisión se aplicará a cualquier automóvil, ya sea minibús, privado o taxi, agregó.

La ministra de Industria y Comercio, Nevine Gamea, señaló que hay una campaña mediática para alentar a los ciudadanos a cambiar al gas natural, destacando que el estado egipcio prefiere este combustible, lo que ayuda a aliviar la carga que recae sobre los ciudadanos debido a que los precios de la gasolina son más altos. También se refirió a los programas de financiación de bancos que duran hasta cinco años y que contribuyen a cubrir los gastos de convertir un automóvil a gas.

La funcionaria agregó que está dispuesta a coordinarse con el Ministerio del Interior con respecto a la licencia de automóviles nuevos que funcionan con combustible dual, para permitir la conversión de gas. Señaló que una de las condiciones más importantes para unirse a la iniciativa del estado es que el vehículo se fabrique localmente y esté equipado para operar con gas natural.