En un intento por aumentar la proporción de fuentes alternativas de combustibles en la India, el gobierno también está considerando el gas natural comprimido (GNC) aparte de los vehículos eléctricos. En la 58ª convención anual de SIAM (Sociedad de Fabricantes de Automóviles de la India), el ministro de Petróleo, Dharmendra Pradhan, anunció que el número de estaciones de GNC en todo el país aumentaría a 10.000 para el año 2030. Desde abril de 2018 hay 1.424 bocas de expendio de gas en India.

El funcionario también dijo que el GNC, que es doméstico, no supondrá una carga para las importaciones de la India, y que cada automóvil con kit de gas podría ahorrar 750 litros de gasolina al año. De los 3 millones de vehículos de GNC que circulan por la India en la actualidad, el 82 por ciento se utilizan en Delhi, Gujarat y Maharashtra. Este número podría ascender a 17 millones, según Pradhan, si aumenta la cantidad de estaciones de GNC.

El país ha gastado US$ 87,7 mil millones en la importación de 220,43 millones de toneladas de petróleo crudo en el año fiscal 2017-18. Depende de las importaciones el 83 por ciento de su demanda interna. Mientras que esto es una carga para el déficit en cuenta corriente de la India, la caída de la rupia hará que la factura de importación sea más costosa para el año fiscal en curso.

Además, el gobierno también está buscando opciones para controlar la contaminación. En este sentido, el Ministerio de Carreteras decidió incorporar autobuses con metanol en los estados de Maharashtra y Assam a título experimental.