El biometano de la empresa supramunicipal EDAR de Bens, en la provincia española de La Coruña, será el combustible de los vehículos públicos locales una vez que la Unidad Mixta de Gas Renovable comience a funcionar en septiembre tras un periodo de prueba.

La concejal de Medio Ambiente, María García, avanzó recientemente que en pocas semanas “A Coruña podrá convertirse en referente en cuanto a sistemas de aprovechamiento energético, al entrar en funcionamiento la Unidad Mixta de Gas Renovable prevista en la EDAR de Bens”.

El biometano será empleado como combustible y facilitará la circulación de un autobús público, así como las furgonetas de la propia estación depuradora y un furgón empleado por el colectivo de Mujeres Colleiteiras, que desarrolla un proyecto de economía circular en colaboración con el Ayuntamiento coruñés para el aprovechamiento de los aceites domésticos usados.

En concreto, este proyecto piloto, que se realizará hasta 2019, permitirá aprovechar el biogás que se produce de manera natural en los procesos de digestión anaerobia de la materia orgánica en la planta depuradora de aguas residuales de Bens.

Este innovador procedimiento fue puesto en marcha por la empresa pública de la EDAR de Bens (de la que forman parte los ayuntamientos de la Coruña, Arteixo, Cambre, Culleredo y Oleiros), con las empresas Naturgy S.D.G., Naturgy Engineering y el centro tecnológico EnergyLab, y cuenta con una inversión de 2.2 millones de euros de la Agencia Gallega de Innovación.