La nueva Ley de Transporte del Estado de Hidalgo, México, permite que los vehículos de alquiler usen gas natural comprimido (GNC) o gas licuado de petróleo (GNL) como combustible, en lugar de la gasolina tradicional.

Pedro Solares Cuevas, dirigente de la Federación de Uniones de Trabajadores del Volante (FUTV), comenta que si las unidades cuentan con el moderno equipo, el ahorro será de un 50 por ciento. “Habrá mejores ganancias, tanto para concesionarios como para choferes”, afirmó.

El dirigente informó que antes de que concluya el año, los taxis, principalmente, podrían estar brindando servicio con este combustible, el cual es mucho más barato. Dio a conocer que incluso ya hay empresas interesadas en otorgar los equipos de gas en comodato, sin costo, a cambio de que les compren el combustible a ellas.

Aún no está definido nada, explicó, porque aún falta establecer puntos de acuerdo con el Gobierno del Estado de Hidalgo, a través de la Secretaría de Movilidad y Transporte (SEMOT).