20 de Julio de 2020. Según un estudio actual de ADAC Mittelrhein (Koblenz) y TÜV Rheinland, los camiones que funcionan con gas natural licuado (GNL) ya pueden ser más baratos que sus equivalentes diesel. Los autores del informe también señalan que, aparte del diesel y el GNL, actualmente no hay ningún tipo de unidad disponible que vaya más allá de pequeñas series o prototipos. “Cuando se trata del funcionamiento de la pila de combustible, la catenaria y la batería, la tecnología y la infraestructura aún no están lo suficientemente maduras para el uso diario de una compañía”, explica Stefan Behrning, jefe del Centro de Competencia para Accionamientos Alternativos en TÜV Rheinland.

Al analizar varios reportes sobre vehículos alternativos en el transporte de larga distancia, ADAC y TÜV han desarrollado una calculadora de costo total que tiene en cuenta todos los parámetros relevantes, desde la adquisición hasta los costos de mantenimiento, para hacer que los diferentes tipos de unidades sean comparables en términos de su eficiencia económica. “La nueva calculadora de costo total es una base importante para la toma de decisiones para empresas grandes y pequeñas que desean comprar vehículos nuevos”, dice el Dr. Klaus Manns, presidente de ADAC Mittelrhein.

De acuerdo al estudio, los camiones de GNL tenían costos de adquisición más altos, pero el combustible era significativamente más barato que los camiones diesel, y también hubo una exención de peaje hasta 2023. Con rangos de 1,000 kilómetros, también fueron superiores a los camiones de hidrógeno y baterías. La situación actual en términos de infraestructura también habla del impulso del gas natural licuado. Actualmente hay 23 estaciones de servicio de GNL en todo el país, con 17 más que serán abiertas este año. En contraste, las bocas de expendio de hidrógeno para camiones apenas están disponibles. Mientras que la red de carga rápida para vehículos que funcionan con electricidad también debe desarrollarse aún más, según ADAC Mittelrhein y TÜV Rheinland.