14 de Julio de 2020. GasNet, líder nacional en distribución de gas natural, ha lanzado con éxito la primera estación pública de autoservicio móvil de gas natural licuado (GNL). La instalación está ubicada en Klecany, cerca de Praga, República Checa, a poca distancia de la autopista D8. Esta tecnología moderna y ecológica está disponible las 24 horas, los 7 días de la semana, para los conductores de camiones.

De esta forma, los camiones de GNL ahora pueden repostar cómodamente en Klecany, en el Volvo Group Truck Center Prague-North. La boca de expendio está a solo 8 km de la capital, es de autoservicio y está abierta los 7 días de la semana, las 24 horas. El pago mediante una tarjeta de reabastecimiento de combustible, que GasNet distribuye a sus clientes, también es muy simple. “El GNL es una alternativa económica, ecológica y eficiente a los combustibles convencionales para el transporte de carga. La tecnología de GNL de los camiones ha sido probada durante más de 20 años. Estamos convencidos de que los vehículos alimentados con este carburante aumentarán rápidamente en nuestro país, a un ritmo similar al del gas natural comprimido (GNC). Creemos que el GNL desempeñará un papel clave en el logro de los objetivos ambientales de la República Checa para 2025 y 2030, respectivamente, en el área de reducción de emisiones, dice Thomas Merker, director financiero de GasNet, y agrega: “Queremos trabajar para construir un mercado para el GNL en el transporte de carga. Por lo tanto, consideramos que la puesta en marcha de nuestra primera estación móvil es un hito importante. También es una señal clara para los operadores que desean un acceso más fácil al GNL y poner a su disposición esta tecnología e infraestructura”.

Para GasNet, la seguridad operacional y la confiabilidad son una prioridad absoluta. “Nuestros expertos están listos para capacitar a los conductores y demostrar que reabastecer de combustible a los vehículos con GNL es tan fácil como hacerlo con automóviles diesel”, explica Filip Dostál, director de desarrollo comercial de GasNet. “Hemos elegido una de las tecnologías más modernas disponibles, que permite el reabastecimiento sin problemas y rápido de todas las marcas de camiones de GNL. Se trata de los vehículos Volvo, Scania e Iveco. Los conductores pueden reabastecerse de combustible después de un breve entrenamiento y el tiempo de bombeo es el mismo que para los automóviles diesel. En 10 minutos, el tanque está lleno”, sostiene Dostál.