6 de Enero de 2020. Según un reciente estudio de la Universidad de los Andes, los usuarios de Transmilenio están respirando un mejor aire en Bogotá. La investigación, que se desarrolló gracias a una alianza entre Ecopetrol, Transmilenio y las secretarías distritales de Movilidad y de Ambiente, reveló que al interior de los autobuses el material particulado conocido como PM 2.5 y el hollín se redujo cerca de un 50%, en comparación con los resultados obtenidos en las mediciones de 2015 y 2017.

Los investigadores desarrollaron 60 procesos de monitoreo en 260 buses, 12 troncales, 48 estaciones y 9 portales del Sistema. Cada medición se realizó durante tres horas, con equipos debidamente certificados en dos fases; la primera se realizó entre el 11 de junio y el 27 de agosto, y la segunda entre el 16 de septiembre y el 14 de noviembre de 2019. El reporte oficial destaca que este estudio, que midió el impacto de la renovación de la flota de Transmilenio en la calidad del aire del sistema de transporte masivo, atribuye los resultados a tres factores:

1. Los mejores estándares de emisión de los autobuses nuevos respecto de los viejos, pues se retiraron del servicio vehículos con tecnología Euro II y Euro III y se reemplazaron por vehículos con estándar de emisión Euro V y Euro VI.

2. El filtro de partículas exigido para los buses de motor a diesel con estándar de emisión Euro V.

3. La mejora en la calidad del diesel y el uso de gas natural, ambos combustibles entregados por Ecopetrol, para los buses del sistema.

“Colombia se subió a la movilidad sostenible y estamos viendo los primeros resultados. En los temas de calidad del aire, que tanto afectan la salud de los ciudadanos, hemos dado un salto significativo en la calidad de los combustibles pasando en diesel de 25 a 10 partes por millón de azufre y en gasolina de 150 a menos de 100, alcanzando de manera anticipada las metas trazadas para el 2025. Además, con la Ley de Movilidad Eléctrica se logró la reducción del precio de este tipo de vehículos gracias a incentivos tributarios y la movilidad a gas reduce en un 96% el material particulado”, aseguró la ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez.