19 de Noviembre de 2020. En un mundo que pone cada vez más énfasis en la reducción de la contaminación y las emisiones de carbono en las grandes aglomeraciones, Bucarest da un paso adelante mediante la transformación tecnológica de gran parte de su flota que asegura el transporte público.

Por lo tanto, la Compañía de Transporte de Bucarest (STB) y sus socios presentaron el primer autobús en Europa modernizado al transformar el motor diesel con la norma de contaminación Euro 3 para que funcione con gas natural comprimido (GNC) y con la norma Euro 6.

El vehículo fue homologado en el Registro Automotor Rumano (R.A.R.), donde fue probado por especialistas para poder entrar en circulación.

El motor presenta grandes ventajas, siendo el gas natural mucho más económico que los combustibles líquidos, lo que supondrá una reducción de costes en cuanto a consumo.

El bus permanecerá en circulación para pruebas y monitoreo y dependiendo de los resultados su ejecutante continuará ajustando para optimizar la eficiencia y el consumo.

Además, STB modernizará 600 vehículos de su flota, convirtiéndolos en autobuses a GNC con norma de contaminación Euro 6. Este proyecto reducirá los contaminantes y renovará la flota.

De esta forma por primera vez a nivel europeo, cientos de autobuses con la norma de contaminación Euro 3 de la flota STB se convertirán en unidades propulsadas ​​por GNC, Euro 6, para alinearse con los estándares europeos y la Directiva del Parlamento Europeo sobre la promoción de la limpieza y vehículos de transporte por carretera energéticamente eficientes.