20 de Septiembre de 2019. SEAT participará hasta 2023 en el proyecto Life Landfill Biofuel, aprobado recientemente por la Comisión Europea, que tiene como objetivo la obtención de gas renovable a partir de los vertederos municipales. El objetivo es lograr una gestión más eficiente mediante la obtención de biometano de una fuente energética autóctona y abundante. El proyecto se desarrollará junto con otras entidades colaboradoras durante los próximos cuatro años y cuenta con un presupuesto global de 4,6 millones de euros, de los cuales la Comisión Europea financia el 55%.

Andrew Shepherd, responsable de los proyectos de gas renovable de SEAT, ha destacado que “este proyecto nos permitirá avanzar en el desarrollo e investigación del biometano como combustible. Nuestro objetivo final es garantizar el impacto cero emisiones de CO2 en todo el ciclo de vida del vehículo”.

Con el objetivo de promover la economía circular, la eficiencia energética y la reducción de emisiones, SEAT ya participa en el proyecto Life Methamorphosis para conseguir biometano a partir de residuos previamente seleccionados y purines de una granja de Lérida. El nuevo proyecto Life Landfill Biofuel supone un paso más ya que la materia prima proviene directamente del vertedero, sin una separación previa.

La Unión Europea limitará al 10% los residuos municipales que se pueden tirar a los vertederos en 2035. Por ello, convertir los residuos en biocombustible para el transporte es una solución para este reto medioambiental. Este nuevo proyecto cuenta también con la participación de FCC, IVECO, la Universidad de Granada, la Fundación CARTIF, SYSADVANCE y Gasnam. Además, SEAT también desarrolló junto a Aqualia un proyecto similar para convertir aguas residuales en biocombustible.