4 de Septiembre de 2020. Shacman lanzó oficialmente en México su gama de camiones con motores a gas natural comprimido y licuado (GNC y GNL) que generan ahorros de combustible de hasta 40%, así como una autonomía máxima de 1.200 kilómetros.

Carlos Pardo, director general de Shacman México, indicó que “entrar al mercado mexicano en esta nueva normalidad es retador, pero con una oferta de camiones a gas natural que aportan ahorros de combustible por arriba del mercado es un diferenciador que nos colocará como jugadores importantes; acercaremos a empresarios del autotransporte un estímulo tangible, porque el combustible significa para ellos hasta 35% de su operación”.

El portafolio que la compañía asiática introduce al país, lo conforman los modelos L3000 y X3000, con motores tanto a gas natural como a diesel, a los que integra su amplia plataforma de aplicaciones, cubriendo todas las necesidades del mercado de camiones en clases seis a ocho; aunado a la tecnología de punta que traen de línea en los sistemas de: seguridad, fatiga, anti-volteo, frenado a distancia, entre otros.

Shacman México comenzará a ensamblar sus camiones en el estado de Hidalgo a partir de noviembre, y estima vender 5.000 unidades en los primeros cinco años como parte de su estrategia para alcanzar el liderazgo del sector de camiones pesados a gas natural.

En cuanto al servicio post venta se refiere, la compañía apuntó que su valor agregado será su garantía Uptime, única en su tipo, al contar con el 100% de las refacciones de los camiones en su almacén central, ubicado de forma estratégica para alcanzar cualquier punto del país en menos de 48 horas.