23 de Marzo de 2020. Los vehículos de gas natural son una alternativa conocida para una movilidad individual eficiente y ecológica, y son populares en muchos países europeos. Los vehículos como el nuevo Škoda Octavia G-TEC, que se lanzará en la segunda mitad de 2020, y las versiones ya disponibles de G TEC del Škoda Scala y Kamiq, permiten un ahorro inmediato de CO2 de alrededor del 25% en comparación con un motor de gasolina convencional, dependiendo del origen y método de producción del gas utilizado. El biometano y el gas sintético pueden alcanzar una neutralidad de carbono de hasta el 90% y el total, respectivamente.

Una combustión más limpia y un mayor contenido energético que la gasolina y el diesel son dos de las principales ventajas del gas natural comprimido (GNC). Además, se puede rellenar tan fácil y rápidamente como los combustibles convencionales en estaciones de servicio equipadas adecuadamente. Con la red europea de estaciones de GNC en continua expansión, a mediados de 2019, Italia lideró en Europa con cerca de 1.300 bocas de expendio, por delante de Alemania con alrededor de 900. La República Checa ocupó el tercer lugar, seguida de Suecia y los Países Bajos, todos acercándose a las 200.

El diseño de las nuevas versiones Škoda G-TEC de Scala, Kamiq y la nueva generación Octavia presenta tanques de GNC más grandes, con los rangos resultantes más grandes que permiten a los conductores cubrir viajes aún más largos utilizando el modo de GNC más ecológico y económico en la mayor parte. Mientras tanto, los tanques de gasolina adicionales de 9 litros protegen la movilidad en regiones sin estaciones de servicio de GNC.

En el modo GNC, estos automóviles emiten un 25% menos de emisiones de CO2 que los vehículos que funcionan con un motor de gasolina convencional. Al agregar una participación del 20% en bio-GNC, como es común actualmente en Alemania, las emisiones de CO2 se reducen hasta en un 35 a 40%. El uso de una proporción aún mayor de bio-GNC a partir de residuos de plantas y desechos biológicos puede lograr mejoras de hasta el 90%, acercándose a la neutralidad de carbono. Se puede lograr la neutralidad total del carbono cuando se utiliza metano sintético producido a partir de energía renovable mediante un proceso de energía a gas. Sin embargo, esta tecnología todavía está en desarrollo.

El nuevo Škoda Octavia G-TEC, que se lanzará en la segunda mitad de 2020, tiene un motor TSI de cuatro cilindros y 1.5 litros que entrega 96 kW (130 CV), lo que permite un rendimiento vertiginoso. Sus tres tanques de GNC tienen una capacidad conjunta de 17.3 kilogramos, lo que permite un alcance de hasta 480 kilómetros en modo GNC.