29 de Mayo de 2020. En reacción al plan de recuperación de automóviles presentado este martes 26 de mayo por el Presidente de la República, la Asociación Francesa de Gas (AFG) pide al gobierno que recuerde el uso de gas natural para vehículos pesados.

Muy centrado en el vehículo eléctrico, el plan oficial de estímulo para el sector automotriz ha dejado poco espacio para otras energías. Si bien los automóviles y vehículos utilitarios con gas son elegibles para un bono de conversión de hasta € 3.000, el sector de transporte de mercancías y pasajeros no ha sido contemplado. Al respecto, la AFG solicita corregir dicha ausencia con la implementación de dos medidas emblemáticas: estimular la renovación de la flota de autobuses y camiones diesel con vehículos a gas y biogás, así como apoyar un plan de despliegue estaciones de combustible alternativo.

Para estimular la compra de unidades a gas, la AFG propone reemplazar la sobre amortización actual con un crédito fiscal que varía del 20 al 25% dependiendo del tipo de vehículo y extenderlo a unidades comerciales ligeras (menos de 2.6 toneladas) para pequeñas empresas y artesanos. Con relación a las estaciones privadas, la AFG también exige la implementación de un crédito fiscal. Se trata de dos propuestas que ya habían sido planteadas por la Asociación Francesa del Gas Natural Vehicular (AFGNV) y GRDF hace unas semanas.

“Necesitamos ofrecer soluciones de combustible diversificadas a los franceses. La movilidad a base de gas tiene muchas ventajas económicas y ecológicas y sirve a la soberanía industrial de nuestro país al contribuir al atractivo de nuestros territorios”, declaró Patrick Corbin, presidente de la Asociación Francesa de Gas.