13 de Mayo de 2020. Según Gas Vehicle Network (GVN), las estadísticas muestran que en 2019 casi el 80% del volumen total dispensado de gas para combustible de transporte en el Reino Unido fue biometano, una alternativa renovable, baja en carbono y sostenible.

Mike Foster, CEO de Gas Vehicle Network, dijo: “Los vehículos limpios, con poco carbono y propulsados ​​por gas constituyen una opción  obvia y sostenible” sin complicaciones “para la industria de transporte y carga. Estas últimas estadísticas, un aumento del 22% desde 2018, muestran claramente la dirección que debe tomar el sector de los vehículos pesados”.

“Es el resultado de la industria de vehículos de gas que ofrece tecnología e infraestructura generalizada junto con incentivos financieros, a través del esquema diferencial de impuestos de combustible de los gobiernos”.

“También hay grandes beneficios ambientales del gas en el transporte. Los vehículos pesados ​​alimentados con biometano emiten un 85% menos de carbono a la atmósfera en comparación con un diesel Euro 6 “limpio”. Este segmento ​​representa una porción desproporcionada (17%) de las emisiones de carbono del transporte, pero solo el 2% de los vehículos en nuestras carreteras son pesados ​​y autobuses, y recorren el 6% de las millas”.

“Los gerentes de flotas y el gobierno pueden lograr ahorros sustanciales de carbono de inmediato al promover un transporte ​​impulsado ​​por gas bajo en carbono”.

“Las autoridades también han establecido un diferencial de servicio de combustible hasta 2032, gracias al trabajo de GVN, lo que hace que sea una decisión financiera sensata cambiar del diesel al gas”.