20 de Abril de 2020. NGVAmerica y Coalition for Renewable Natural Gas (RNG Coalition) anunciaron que el 39% de todo el combustible utilizado en vehículos de gas natural por carretera en el año calendario 2019 fue gas natural renovable (RNG).

Capturado por encima del suelo a partir de material orgánico en la agricultura, aguas residuales, vertederos o desechos de alimentos, el gas renovable produce resultados neutros en carbono e incluso negativos al alimentar vehículos en carretera como camiones de corto y largo recorrido, autobuses de tránsito y recolectores de basura y reciclaje. Además, este combustible tiene la menor intensidad de carbono ajustada por EER que cualquier carburante de motor en carretera, tan bajo como -400.

En los últimos cinco años, el uso de RNG para el transporte ha aumentado un 291%, desplazando cerca de 7.5 millones de toneladas de dióxido de carbono equivalente (CO2e). NGVAmerica y RNG Coalition informan que en 2019 se utilizaron un total de 717 millones de galones de gas natural como combustible para motores. De esa cantidad, 277 millones fueron renovables.

“Los vehículos alimentados con RNG son la opción para el servicio pesado más inmediata y rentable cuando se busca combatir el cambio climático y limpiar nuestro aire”, dijo Dan Gage, presidente de NGVAmerica. “La salud respiratoria depende del aire limpio, y los vehículos alimentados con gas natural proporcionan una solución de cero emisiones comprobada, asequible y fácilmente escalable para el despliegue comercial actual”.

“El suministro de gas natural renovable está creciendo”, agregó Johannes Escudero, CEO de Coalition for Renewable Natural Gas. “Con 110 instalaciones de producción de RNG que transforman los desechos en combustible, y otras 100 en camino, cada vez más podemos ofrecer a los consumidores la oportunidad de descarbonizar con el combustible más limpio disponible en la actualidad”.

El uso de gas renovable para motores ha eliminado 7.482.936 toneladas métricas de CO2e en los últimos cinco años. Puesto en perspectiva, implica:

• Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), lo que equivale a eliminar los GEI de 18.568.079.404 millas conducidas por el automóvil promedio de pasajeros, o de 745.676 viajes alrededor de la tierra;

• Reducción de las emisiones de CO2, equivalente a eliminar las emisiones de CO2 de 842.009.227 galones de gasolina, o la cantidad total de combustible utilizada anualmente por 63.171 autobuses de tránsito; y

• Ahorro de carbono, equivalente a cultivar 123.731.931 plántulas de árboles durante diez años, o 9.772.367 acres de bosques de Estados Unidos durante un año.

Más información en www.usgasvehicles.com