9 de Octubre de 2019. Una empresa de logística irlandesa se ha convertido en el primer transportista en completar una entrega de carga pesada sin carbono a Europa. Virginia International Logistics transportó carne procesada del condado de Cavan, Irlanda, a Caen, en el norte de Francia. El viaje de 1.121 km fue impulsado por gas natural renovable (RNG).

El camión fue alimentado por biogás comprimido comprado a productores de biometano en Europa y entregado a través de Gas Networks Ireland. El vehículo cargó combustible en la estación de gas natural comprimido (GNC) de la compañía en Dublín y nuevamente en una instalación en Francia.

Cambiar a GNC puede reducir las emisiones de un camión hasta en un 22%. Sin embargo, el uso de GNC en el mismo vehículo elimina las emisiones de carbono. “Es un transporte totalmente ecológico”, dijo Ray Cole, copropietario y director de transporte de Virginia International Logistics. “La gente está buscando convertir sus cadenas de suministro en ecológicas, y es por eso que estamos cambiando nuestra flota, para ahorrar huella de carbono”.

La firma tiene ocho camiones alimentados con GNC en una flota de 130 camiones y otros 20 en orden. Hasta ahora, la empresa ha invertido € 3 millones y tiene como objetivo gastar otros € 3-5 millones en la flota. Sin embargo, Cole se hizo eco de los llamados globales para que el gobierno intervenga para garantizar el futuro estable del gas renovable mediante la inversión en estaciones de GNC en Irlanda. Agregó: “El gobierno necesita desarrollar la infraestructura más rápido. Gas Networks Ireland está instalando estaciones en áreas estratégicas alrededor de Irlanda, y necesitan ayuda del gobierno para impulsarlo y trabajar con el transportista para contribuir a pasar del diesel al gas”.

Cole también sugirió que las empresas podrían establecer instalaciones de digestión anaeróbica para permitir a los transportistas convertir lodos, pasto y otros desechos orgánicos en gas renovable.