Después de treinta años de investigación y desarrollo, Galileo Technologies ha presentado la estación H-Patagonia™, una instalación de repostaje de hidrógeno (H2) compacta equipada para alimentar vehículos rápidamente en solo tres minutos. El módulo ofrece compresión, almacenamiento y recarga para automóviles o flotas de autobuses, camiones, barcos u otros vehículos propulsados ​​por pilas de combustible (FCV). La nueva boca de expendio tendrá aplicaciones públicas y privadas a medida que avanza en los objetivos de emisiones netas cero en el transporte e impulsa la innovación en torno a la tecnología FCV.

Equipada con dos boquillas dispensadoras para H2 comprimido a 35 y 70 megapascales (MPa) (un poco más de 5,000 y 10,000 psi), la velocidad de reabastecimiento de combustible de H-Patagonia en tres minutos coloca al hidrógeno por delante de otras opciones de cero emisiones como los automóviles eléctricos. A medida que las alternativas de transporte con cero emisiones se vuelven más disponibles, Galileo ha aprovechado su investigación y tecnología para satisfacer las necesidades de los consumidores de vehículos de hidrógeno.

“Hemos visto cómo los costos de las celdas de combustible se han reducido a más de la mitad en los últimos años y ahora están cerca del 3% de los valores de 2005, mientras que su durabilidad y rendimiento se extienden a nuevos niveles récord”, dijo Osvaldo del Campo, CEO de Galileo Technologies, “Mientras aún queda mucho por desarrollar en la industria automotriz para optimizar costos, una de las principales brechas entre los consumidores y los FCV es la ausencia de infraestructura para el reabastecimiento de hidrógeno. En Galileo siempre hemos buscado superar los dilemas del huevo o la gallina apostando por la tecnología. Solo eliminando las barreras para los consumidores podremos desarrollar la masa crítica que pondrá los FCV en las calles y que, a su vez, justificará una mayor producción de hidrógeno verde y azul”.

Actualmente, el desarrollo de FCV se encuentra en sus primeras etapas, con mucho potencial de crecimiento. Caracterizados como vehículos de emisión cero (ZEV), los FCV no emiten gases de efecto invernadero (GEI), partículas, óxidos de azufre (SOx) u ozono a nivel del suelo (O3), solo vapor de agua. H-Patagonia apoyará la innovación y el desarrollo de nueva tecnología FCV para los consumidores.

“Tenemos un compromiso total con la descarbonización y con avanzar en la transición energética. Este lanzamiento complementa nuestras Soluciones RNG para la producción de gas natural renovable como combustibles de emisión cero/negativa”, aseguró del Campo. También estamos trabajando en el desarrollo de un proceso de reformado de vapor de metano (CH4) con captura de carbono y una licuefacción y almacenamiento (CCUS) para la producción de H2 a partir de biomasa”.

A través de desarrollos como H-Patagonia, Galileo Technologies prevé una futura “Tercera Revolución Industrial” que digitalizará una variedad de vectores energéticos con emisiones reducidas o nulas. “Nuestra visión está guiada por las recomendaciones del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), que destaca la importancia de mantener el calentamiento global por debajo de 2°C, un objetivo que implica una descarbonización del 25% para 2030 y cero emisiones netas para 2070”.