16 de Abril de 2020. Gasrec ha registrado un aumento de cinco veces en las ventas de gas en su red de reabastecimiento de vehículos comerciales en el primer trimestre de 2020, en comparación con el mismo período de 2019.

Este crecimiento récord sigue a una afluencia de nuevos camiones al mercado que funcionan con gas natural comprimido (GNC) o gas natural licuado (GNL), con una demanda en marzo de 2020 que supera el pico anterior de septiembre de 2014, en el apogeo de la era del combustible dual Euro-5.

James Westcott, director comercial de Gasrec, explica: “El crecimiento que hemos visto ha sido fenomenal, con volúmenes que se duplicaron entre el último trimestre de 2019 y el primer trimestre de 2020. Las inscripciones de unidades de 44 toneladas han jugado gran papel, junto con la comprensión general de la industria de que este combustible representa la mejor oportunidad actualmente para reducir las emisiones y los costos de funcionamiento”.

Gasrec ahora espera que sus volúmenes de GNC y GNL se reduzcan temporalmente, ya que la producción de camiones en Europa se detuvo en gran medida debido al COVID-19, lo que limita la oportunidad de que ingresen al mercado nuevos vehículos a gas.

Mirando hacia el futuro, Westcott agrega: “Trabajamos en estrecha colaboración con los clientes para garantizar que tengamos la infraestructura de reabastecimiento de combustible que necesitan antes de que lleguen los nuevos camiones. Una vez que se reanude la producción, esperamos la continuidad de la trayectoria de crecimiento que simplemente se ha postergado de un trimestre a otro”.

La demanda de gas hasta la fecha se divide actualmente en aproximadamente 70/30 en términos de GNL frente a GNC, siendo el GNL el más popular para los vehículos que requieren un alcance máximo.

Gasrec suministra flotas desde una red de ocho instalaciones de reabastecimiento de combustible, con su sitio insignia 24/7 en la Terminal Internacional de Carga de Ferrocarriles de Daventry (DIRFT), la estación de servicio de gas natural más grande de Europa, que actualmente opera con un poco más del 30% de capacidad. Al máximo de su potencial, la boca de expendio de la DIRFT tiene la capacidad de repostar 700 vehículos pesados ​​por día.