27 de Julio de 2020. El 20 de julio, Shell abrió una estación de gas natural licuado (GNL) en la salida 56b Hermsdorf Ost en la A4 en Thüringen, Alemania. Hasta 150 camiones por día ahora pueden ser abastecidos con este combustible alternativo allí.

Convenientemente ubicada entre la ruta norte-sur A9 y la ruta este-oeste A4, la boca de expendio es la cuarta de su tipo en la red de estaciones alemanas Shell. Para fines de 2022, la compañía planea expandir su red de estaciones de GNL a 40 establecimientos. Además, se planea establecer una cadena de suministro completa para GNL sin CO2 a base de biometano licuado. En este contexto, se construirá una planta de licuefacción de gas de 100.000 toneladas en la refinería de Renania.

“La pandemia de COVID-19 no debe frenar el cambio energético. Y no cuestionará nuestra ambición de operar un negocio de cero emisiones a nivel mundial para 2050. Es por eso que seguimos haciendo todo lo que podemos, además de numerosas otras iniciativas de descarbonización, implementando rápidamente programas a gran escala para GNL sin emisiones de CO2 “, explica Fabian Ziegler, CEO de Shell en Alemania. “En solo unos años, se puede ahorrar hasta 1 millón de toneladas de CO2 en el tráfico de mercancías pesadas alemán. La puesta en marcha de la estación de servicio cerca del Hermsdorfer Kreuz es otro paso importante hacia esta meta”.

El uso de GNL en el tráfico de mercancías pesadas reduce las emisiones de CO2 en comparación con el diesel, según la compañía, hasta en un 22%. Con biometano en el tanque, incluso es posible un transporte por carretera casi neutral en cuanto al clima.

Shell está planeando más estaciones de GNL en sus ubicaciones en Kirchheim (Teck) en la A8, Weinsberg en la A6 y Herzsprung en la A24. Las instalaciones están programadas para comenzar a operar en el verano y otoño de este año.