3 de Septiembre de 2020. La compañía anglo holandesa Shell inauguró su primera estación de servicio de gas natural licuado (GNL) en Baden-Württemberg, Alemania.

La nueva instalación de GNL es la quinta en el país y forma parte de los planes de Shell para construir una red de hasta 40 bocas de expendio de este combustible gaseoso en Alemania para fines de 2022. Está previsto que tres nuevas estaciones entren en operaciones en Weinsberg, Kassel y Stuhr cerca de Bremen en otoño, con más unidades previstas para el invierno.

Ubicada en un importante enlace de transporte de larga distancia desde Munich a través de Stuttgart y Karlsruhe a Francia, la estación Kirchheim unter Teck puede recargar hasta 150 camiones por día.

Shell dijo en un comunicado que está “haciendo una contribución adicional para establecer el GNL en el tráfico de mercancías pesadas como una alternativa más limpia y con menos CO2 que el diesel”. El transporte pesado que funciona con GNL emite un 22% menos de CO2 que el diesel, pero el biometano licuado (bioGNL) podría reducir las emisiones a casi cero.

La compañía también planea construir una planta de licuefacción de biometano de 100.000 toneladas en la refinería de Renania, que “ahorraría hasta un millón de toneladas de CO2 en el tráfico de mercancías pesadas en Alemania en unos pocos años”.