3 de Abril de 2020. Según el informe de World Energy Outlook de la Agencia Internacional de Energía (IEA), en los escenarios para el 2040 se habla de un crecimiento del 40% en lo que a disponibilidad de materias primas sostenibles para la producción de biogás y/o biometano. Especialmente en la región de Asía y el Pacífico donde las importaciones han crecido, sin dejar de lado las zonas de América del Norte y del Sur, Europa y Asía donde también se crecen las posibilidades.

De igual forma se toma en cuenta el potencial sostenible para el suministro de biogás y biometano, basado en una evaluación detallada de la disponibilidad de materia prima y los costos de producción en todas las regiones del mundo. Tomando en cuenta, según se refleja en el informe, que el reconocimiento del valor de las emisiones evitadas de dióxido de carbono y metano contribuye en gran medida a mejorar la competitividad en costos del biometano.

El biogás y el biometano, generados a partir de los residuos agrícolas, estiércol animal y desechos de alimentos, podrían cubrir el 20% de la demanda mundial de gas, según los resultados dados a conocer en el informe. De esta forma, “un impulso de los gobiernos puede dar al biogás y al biometano el impulso necesario, con beneficios en la energía, el transporte, la agricultura y el medio ambiente,” afirmó el Director Ejecutivo de la IEA Dr. Fatih Birol.

Para alcanzar los múltiples beneficios del biogás y el biometano, es importante la formulación coordinada de políticas en materia de energía, transporte, agricultura, medio ambiente y gestión de residuos, debido a que la evolución de la industria de estos elementos dependerá de cada país, el enfoque sectorial, así como la disponibilidad de materia prima. Elementos que bien llevados pueden contribuir en la transformación del sistema energético global enfrente de las grandes oportunidades y hasta dificultades, que al final contribuirán en el crecimiento sostenible del sector.