6 de Marzo de 2021. El director gerente de la Compañía Nacional de Refinación y Distribución de Petróleo de Irán (NIORDC) ha dicho que el desarrollo de la industria del gas natural comprimido (GNC) del país podría ahorrarle a Irán 14.000 millones de dólares.

Según Alireza Sadeqabadi, aumentar la capacidad de producción de gasolina del país en 20 millones de litros requiere al menos US$ 15.000 millones de inversión, mientras que impulsar la elaboración de GNC en el equivalente a la misma cantidad solo necesitaría US$ 1.000 millones, lo que significa que podría ahorrarle al país US$ 14.000 millones.

El desarrollo de la industria del GNC en Irán comenzó hace muchos años, al mismo tiempo que el despliegue de la red nacional de gas, y actualmente hay más de 40 millones de metros cúbicos de capacidad de distribución diaria de GNC en el país, según Sadeqabadi.

Sin embargo, una gran parte de esta capacidad no se está utilizando, y esto ha llevado al gobierno a intentar beneficiarse de ella aumentando el número de vehículos de combustible dual.

De acuerdo al responsable de NIORDC, cada metro cúbico de consumo de GNC ahorraría al consumidor 30 centavos en comparación con un litro de gasolina. El Ministerio de Petróleo de Irán también considera al GNC como combustible nacional; por ello, el funcionario tiene en agenda incrementar la participación de este carburante en la canasta energética del país.

Teniendo en cuenta las ventajas del consumo de gas, en diciembre de 2019, NIORDC y la empresa estatal Iran Khodro Company (IKCO) firmaron un memorando de entendimiento para sumar nuevos vehículos duales a la flota de transporte público local. El convenio se celebró bajo un programa que tenía como objetivo incorporar 1,46 millones de unidades de doble combustible a este segmento.

Aumentar el número de automóviles de combustible dual del país significaría una reducción del consumo de gasolina, la cual podría exportarse y los ingresos obtenidos utilizarse para desarrollar más iniciativas de promoción del gas vehicular.

Siguiendo los programas implementados anteriormente, en los últimos años, el gobierno ha iniciado un nuevo esquema para convertir los automóviles registrados en aplicaciones de transporte en línea (como Snap y Tapsi). Sadeqabadi señaló que, con base en esta política, el gobierno pagará el 75 por ciento de los costos de conversión a través de préstamos bancarios ofrecidos a los propietarios de vehículos.