24 de Enero de 2020. El Ministerio del Medio Ambiente quiere que las grandes ciudades de Brasil utilicen autobuses a gas natural en lugar de modelos diesel. En declaraciones a la prensa local, el ministro Ricardo Salles aseguró que el objetivo es mejorar la calidad del aire. Según el funcionario, el proyecto, que recibirá subsidios del gobierno, debería presentarse en abril próximo.

De acuerdo a Salles, el cambio al combustible gaseoso se haría en el primer momento de la ejecución del plan. En la segunda fase, los autobuses a gas podrían ser reemplazados por modelos eléctricos. El ministro dijo que ya está hablando con representantes de los fabricantes de automóviles.

El proyecto puede contar con inversiones extranjeras. Según Salles, el financiamiento debería tener tasas de interés cercanas a cero. “Todo será subsidiado. Ya estamos negociando un recurso internacional para ayudar a reemplazar toda la flota”, dice.

Para el ministro, la medida se ajusta a las iniciativas del gobierno para combatir el cambio climático. Afirmó que Anfavea, una asociación que reúne a fabricantes de vehículos en el país, está involucrada en el proyecto. “Estamos hablando con las personas que producen camiones y autobuses en Brasil. No tiene sentido hacer mucho a largo plazo. Tenemos que hacer cosas viables a corto plazo”.

El funcionario agregó que para que el proyecto sea factible, también será necesario definir el tipo de tecnología. “Tiene que ser tecnología que se adapte a Brasil”, explica.