13 de Julio de 2020. La Comisión Europea apoyará el desarrollo de 15 estaciones de repostaje de gas natural licuado (GNL) vehicular y una de hidrógeno en el marco del proyecto “ECO-net”, coordinado por Enagás. Scale Gas, una startup nacida del programa de corporate venturing de Enagás, Enagás Emprende, desarrollará los proyectos.

El proyecto cuenta con un presupuesto global aproximado de 13 millones de euros y contempla la construcción de 16 puntos de suministro de combustibles alternativos a los tradicionales para vehículos pesados y turismos en un plazo de hasta tres años. Estos puntos de suministro, 15 de GNL y uno de hidrógeno -el primero de España a 700 bares de presión-, estarán distribuidos a lo largo de los corredores españoles de la Red Transeuropea de Transporte.

El Proyecto ECO-net, Spanish Network of Alternative Fuels Refueling Stations, forma parte del mecanismo Conectar Europa (Fondos Europeos CEF), que promueve un transporte más sostenible y eficiente. Esta iniciativa está en línea con la Directiva 2014/94/UE para el desarrollo de infraestructuras para los combustibles alternativos y con el Marco de Acción Nacional español de energías alternativas en el transporte.

Adicionalmente al apoyo financiero de la Comisión Europea, el proyecto cuenta con un préstamo del Instituto de Crédito Oficial (ICO) que cubre el 50% del proyecto aproximadamente. Enagás aportará la cantidad restante con recursos propios.

El Proyecto ECO-net ha recabado el apoyo de diferentes compañías como Toyota, pionera en la introducción en el mercado de vehículos propulsados por hidrógeno, e instituciones como GASNAM y el proyecto europeo ECO-GATE, un plan de acción global cofinanciado por la UE e impulsado por un consorcio de más de 20 empresas para el desarrollo de la movilidad con GNC y GNL en Europa.