31 de Enero de 2020. Eni, Inalca y Havi Logistics han firmado el primer acuerdo nacional para la producción y uso de biometano para automoción producido a partir de residuos agroalimentarios en el sector cárnico. La iniciativa concreta una cadena de suministro de energía innovadora para la transición hacia un sistema de transporte de bajo impacto basado completamente en fuentes renovables.

El proyecto integra las habilidades de tres grandes operadores industriales y se basa en la conversión de energía de las plantas de producción de biogás de Inalca (Grupo Cremonini), el principal operador nacional en el sector de la carne, de la electricidad al biometano. Inalca actualmente auto-produce el 100% de la energía necesaria para sus necesidades, de las cuales el 50% proviene de fuentes renovables. Gracias al apoyo tecnológico de Eni para la gestión del complejo proceso de conversión de energía de las plantas y al compromiso de Havi Logistics para el uso de biometano en las nuevas flotas de vehículos utilizados en el transporte de carne, se creará una cadena energética integrada capaz de mejorar los desechos y procesarlos para su reutilización en el contexto del mismo sistema que los generó, creando un ejemplo concreto de economía circular.

“Eni ha emprendido una estrategia integrada sobre movilidad sostenible que apunta al desarrollo de todas las palancas de descarbonización del transporte – dice Monica Spada, Jefe de Biodesarrollo, Movilidad Sostenible y Economía Circular de Eni – este acuerdo agrega un paso más a nuestra estrategia para el desarrollo de iniciativas de economía circular, viendo en el biometano una palanca de extraordinario potencial para descarbonizar residuos y transporte”.

“Con demasiada frecuencia, dice Luigi Scordamaglia, CEO de Inalca, se habla de la movilidad eléctrica como el único futuro posible para el transporte sostenible. En el campo del transporte civil y la tracción agrícola, el biometano, especialmente en la forma licuada, constituye actualmente la opción más concreta para mejorar la sostenibilidad ambiental en rutas de transporte de medio y largo recorrido. Un ejemplo perfecto de una economía circular sostenible”.

“Desde los años 80 – explica Nerio Zurli, Director Gerente de Havi Logistics – Havi ha adoptado valientes políticas ambientales destinadas a reducir las emisiones de CO2. Hoy en día, los vehículos que funcionan con gas licuado o comprimido representan más del 50% de nuestra flota y el desarrollo del biometano representa una oportunidad real para acelerar el programa de conversión de vehículos alimentados con combustibles tradicionales, con el objetivo de reducir las emisiones de CO2 por transporte por carretera en un 40% para 2030”.