Iveco y Engie Solutions promueven el bioGNV para transportistas

Para apoyar a las empresas de transporte de mercancías sensibles a los problemas medioambientales, Iveco y Engie Solutions proponen financiar el coste adicional del bioGNV en un equivalente a 600.000 km.

8 de Septiembre de 2021. Para apoyar a las empresas de transporte de mercancías sensibles a los problemas medioambientales, Iveco y Engie Solutions proponen financiar el coste adicional del bioGNV en un equivalente a 600.000 km. Esta iniciativa está dirigida a los vehículos Iveco S-Way pedidos como parte de la oferta, incluidos los contratos de mantenimiento y reparación 2XL-Life o 3XL-Life ofrecidos por la firma. Permitirá a los transportistas reducir sus emisiones de CO2 hasta en 500 toneladas por unidad durante los 600.000 km recorridos. Esta oferta está reservada para los primeros 100 Iveco Ways solicitados entre el 1 de agosto y el 31 de diciembre de 2021 a la red Iveco en Francia metropolitana 1.

Engie es un actor importante en la digestión anaeróbica, un proceso que consiste en transformar los desechos orgánicos en compost por un lado y biometano por el otro. Este biometano, energía libre de carbono producida en el corazón de los territorios, 100% en Francia, se inyecta en redes de gas y se utiliza para calentar viviendas o como combustible en forma de bioGNV. En 2020, su tasa de incorporación fue de casi el 18% del gas vehicular distribuido en Francia desde estaciones conectadas a la red. Este combustible renovable puede reducir las emisiones de CO2 en un 95% en comparación con un vehículo diésel, es decir, hasta 500 toneladas de CO2 evitadas para una unidad que recorre 600.000 km.

El GNV es la energía alternativa más común en la región. Representa el 99,9% de los vehículos pesados ​​no diésel vendidos en 2021, con un éxito creciente en el transporte por carretera, tanto en Francia como en Europa. Permite a los transportistas reducir su impacto medioambiental, mientras disfrutan del mismo rendimiento que un diésel.

La elección del GNV es también la forma de acceder a las zonas de bajas emisiones que se desarrollan en las áreas urbanas gracias a su clasificación ambiental Crit’Air 1. El ruido de un vehículo a gas se divide por dos, o incluso por tres en comparación con uno diésel. Las emisiones de contaminantes locales se reducen drásticamente, con partículas finas un 85% más bajas que el estándar medioambiental Euro VI-E3. Las emisiones de dióxido de nitrógeno (NO2) también se eliminan casi por completo.

Recibir actualizaciones

Ingresa tu correo para suscribirte a nuestro newsletter