17 de Diciembre de 2019. Con la colocación simbólica de la primera piedra, el Consorcio Camisea y el Gobierno Regional del Cusco, Perú, dieron inicio a la construcción de la primera estación de gas natural vehicular (GNV) que permitirá que el gas de Camisea llegue finalmente a la región en el primer trimestre del 2020.

Esta iniciativa es parte del proyecto “Gas Natural para uso vehicular a la Región Cusco”, impulsado por el Consorcio Camisea junto al Gobierno Regional, y contempla la instalación de 3 estaciones de servicio: dos en Cusco y una en Quillabamba.

“Con la inversión realizada en este proyecto, el Consorcio Camisea reafirma su compromiso con el Cusco. En un corto plazo, la región podrá utilizar por fin su propio gas natural, una energía amigable con el medio ambiente y mucho más económica que permitirá a un taxista cusqueño un ahorro entre 45% y 60%, dependiendo del tipo de gasolina que actualmente consume”, afirmó el Consorcio Camisea.

El Consorcio Camisea precisó que este proyecto permitirá un cambio favorable en la matriz energética de Cusco: el GNV es ecoamigable, pues genera menos de emisiones contaminantes y reduce el riesgo de incendio o explosión en caso de fugas o accidentes. Asimismo, el proyecto contempla la gestión de un programa integral para la conversión de vehículos nuevos y seminuevos, la promoción y finalmente la venta directa al consumidor final. La venta y distribución estarán a cargo de LimaGas Natural, a través de la estación de servicio Biocom, ubicada en Av. de la Cultura S/n km. 6 en San Jerónimo.

La realización de este proyecto se lleva a cabo en línea con el plan del Gobierno Regional del Cusco de promover el uso del gas natural en beneficio de esta región, por ello se suscribió un convenio de cooperación interinstitucional en febrero de 2019.