17 de Septiembre de 2020. Kuehne+Nagel ha puesto en funcionamiento ocho nuevos camiones Volvo FH Globetrotter de gas natural licuado (GNL) en virtud de contratos con Whitbread y Costa.

Los vehículos son los primeros Volvo en entrar en servicio en la flota de Kuehne+Nagel en el Reino Unido, luego de su participación en el proyecto “Dedicated to Gas” financiado por Innovate UK. Esta iniciativa evaluó la viabilidad de las unidades pesadas ​​de gas Euro 6 como alternativa al diesel y demostró su potencial para ahorrar CO2 y reducir los costes de funcionamiento.

Volvo Truck y Bus Center East Anglia suministraron los camiones de 6×2 ejes con tanques de GNL de 155 kg y transmisión automatizada I-Shift de 12 velocidades de Volvo, que ayuda a maximizar la eficiencia del combustible. La especificación también incluye el sistema de control de crucero predictivo I-See, que analiza la topografía para optimizar la velocidad y los cambios de marcha.

Los nuevos vehículos arrastrarán remolques de dos pisos con temperatura controlada en rutas troncales nacionales, desde el centro de distribución regional de Wellingborough hasta los sitios en Avonmouth, Londres y Manchester. Se espera que cada unidad cubra 125,000 millas por año, con el reabastecimiento de combustible en el lugar y operado por Air Liquide.

Andrew Blake, gerente de distribución nacional de Kuehne+Nagel, dice: “Anteriormente habíamos operado camiones de combustible dual durante siete años, pero fue nuestra participación en las pruebas “Dedicated to Gas” lo que confirmó que el GNL era el enfoque correcto a tomar. Estamos proyectando una reducción inicial del 20% en las emisiones de CO2 en estas rutas utilizando GNL estándar, con la intención de pasar rápidamente a bio-GNL para aumentar esta reducción al menos al 80% en un futuro cercano”.