1 de Octubre de 2020. Iveco cerró un nuevo acuerdo de venta por 100 unidades Stralis NP Cursor 13 a gas natural comprimido (GNC) con NRG Argentina S.A., empresa proveedora de arena de fracturas para la industria del petróleo y el gas.

Con más de 20 años de experiencia a nivel mundial en el desarrollo y comercialización de vehículos impulsados con energías alternativas, Iveco se convirtió en la primera marca en alcanzar un hito de estas características en América del Sur. “Nos enorgullece comunicar una nueva operación de venta de camiones a GNC y afirmar que es la operación más grande de la región en lo que a combustibles alternativos se refiere. Para la marca es muy importante construir e incrementar alianzas estratégicas, como el caso de NRG Argentina S.A., en donde la tecnología de nuestros productos logra introducirse de una manera económicamente sustentable permitiendo el desarrollo de soluciones de transporte en Argentina, un país con grandes oportunidades y un promisorio futuro energético”, argumentó Márcio Querichelli, máximo líder de Iveco en América del Sur.

“La adquisición de una flota de camiones a GNC es un ejemplo claro de la importancia que tiene para NRG Argentina la incorporación de tecnologías y buenas prácticas que tengan en cuenta el cuidado del ambiente, al tiempo que brindan las soluciones que los clientes necesitan”, sostuvo César Güercio, CEO de NRG Argentina S.A.

Otra característica destacable de la operación es la venta de 100 contratos de mantenimiento que acompañan a las unidades adjudicadas por la empresa. En este sentido, la marca asistirá a NRG Argentina S.A., en el desarrollo de un centro de atención y mantenimiento exclusivo dentro de su base de operaciones, ubicada en la provincia de Río Negro. El objetivo de esta gestión es brindar soporte para que la nueva flota pueda desarrollar sus operaciones con altos estándares en el servicio y la asistencia del concesionario de la zona.

Los nuevos vehículos adquiridos por la empresa argentina cuentan con la más alta tecnología, diseño y equipamientos superiores a su par diesel con un beneficio de entre 40% y 50% en la reducción del costo del combustible. Los camiones, que harán su trabajo entre las provincias de Entre Ríos, Neuquén y Río Negro, poseen una configuración AS440S46T/P 6×2 y, debido a que son impulsados por GNC, su emisión de gases presenta reducciones extraordinarias de hasta el 90% del dióxido de nitrógeno, 99% de partículas y hasta 95% de dióxido de carbono cuando se utiliza biometano como combustible.

Estos camiones tienen una Certificación PIEK que garantiza niveles de ruido por debajo de los 71dB, tecnología de frenos AEBS, retardador hidráulico, ESP y suspensión neumática en el eje trasero.